Logo del sitio

Sinde dice que el verdadero adversario de los internautas no es la gente de la cultura

  • La ministra de Cultura ha escrito una carta para hablar sobre la ley Sinde.
  • En ella explica que el enfrentamiento entre internautas y cultura no es lógico.
  • Asegura que el Gobierno no tiene ninguna  intención de frenar el avance cultural.
La ministra de Cultura, Angeles González -Sinde, ante los medios de comunicación.
La ministra de Cultura, Angeles González -Sinde, ante los medios de comunicación.
Zipi / EFE

Ante el imparable y creciente debate sobre la ley Sinde, la propiedad intelectual e Internet, la ministra de Cultura ha considerado necesario escribir una carta aclaratoria sobre el asunto en la que explica que, en esta historia, el héroe (el internauta) se está enfrentando a un falso antagonista (la gente de la cultura) cuando en realidad deberían unirse como aliados y hacer frente a las verdaderas amenazas.

Sin embargo, Ángeles González-Sinde no aclara en ningún momento cual es el enemigo real. "El verdadero adversario está en otro lado haciéndose más y más fuerte", asegura la ministra en el texto publicado por el diario El País.

Tras hacer un repaso histórico a los derechos de autor, comenzando por el Quijote y haciendo referencia a los cambios que conllevaron las creaciones de diferentes tecnollogías, Sinde explica que el caso de Internet es muy diferente al de la imprenta o al del cine:"Internet y la digitalización no son un simple salto tecnológico más, sino una descomunal mutación cultural, económica y política sin precedentes".

La ministra hace referencia a la importancia que ha cobrado Internet en nuestras vidas, lo que justifica el revuelo que se genera con todo lo que tiene que ver con legislar la Red: "Los ciudadanos del siglo XXI tenemos la percepción no solo de que Internet es nuestro, sino de que nuestras opiniones cuentan más allí que en el espacio físico donde desarrollamos nuestras insatisfechas vidas. Podría decirse incluso que para muchos sus vidas virtuales son mejores que las reales. O al menos que su presencia, su mera existencia, cuenta mucho más.

"La revolución social se hará por la Red o no se hará, parecen creer muchos, sobre todo esos jóvenes hastiados de una sociedad en la que no se reconocen y en la que encuentran poco o ningún espacio para la expresión y la participación", comenta Sinde, asegurando además que hasta ahí todo parece comprensible. Lo que no se entiende, según ella, es el ya citado enfrentamiento entre internautas y cultura.

En cuanto a la famosa y polémica disposición de la Ley de Economía Sostenible aclara que "esa ley que popularmente se conoce con el apellido de mi abuela no tiene por objeto ni controlar ni detener el progreso en la Red". La Ministra asegura que el Gobierno tiene clara la relación entre democracia e Internet y concluye su escrito aludiendo a un futuro cultural que podría volverse muy negro y manifestando su intención de luchar por una situación en la que convivan los derechos de autores y de internautas por igual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento