Maragall cifra en 3.000 millones de euros la mejora anual de la financiación catalana

Pasqual Maragall se ha ofrecido a reeditar su candidatura a presidir la Generalitat y ha cifrado en 3.000 millones de euros la mejora anual en la financiación catalana con el nuevo modelo que incorporará la reforma de un Estatut que, según el president, tendrá una "vigencia de 25 años".

En una entrevista en TV3, Maragall ha confirmado su deseo de agotar la legislatura y, asimismo, ha señalado que su "trayectoria" le avala para reeditar su candidatura electoral dentro de dos años por el PSC, una cuestión que no ha dado aún por cerrada.

3.000 millones adicionales

Maragall ha cifrado en 3.000 millones la aportación del nuevo modelo de financiación, que servirá para corregir el "déficit catalán" porque supondrá un incremento del 10% de los recursos de la Generalitat, lo que es "mucho" y un "salto muy importante", ha remarcado.

El presidente catalán ha augurado que esta "ganancia" en los recursos de la administración autonómica catalana, que sería la titular del 60% del gasto público en Cataluña, no será vista por otras comunidades autónomas de una manera "excesivamente agradable".

Cifra a la baja 

Al cifrar en 3.000 millones el incremento de recursos para la Generalitat, Maragall ha rebajado en 2.000 millones la cuantificación ofrecida por el diputado de CiU en el Parlament y negociador del Estatut Francesc Homs, que situó el incremento con el nuevo sistema de financiación pactado con el PSOE en unos 5.128 millones de euros más anualmente.

Hasta hora, los socialistas catalanes y el propio conseller de Economía, Antoni Castells, se habían negado a facilitar las cifras del nuevo modelo financiero del Estatut. Incluso, el PSC había repartido un argumentario en el que señala que el Estatut "por sí solo no permite hacer cuantificaciones exactas respecto al importe preciso de este incremento" y que, por tanto, "se equivocan los que quieren hacer cuantificaciones precisas".

25 años de vigencia 

Maragall, al contrario que lo expresado este fin se semana por su predecesor en el cargo, el nacionalista Jordi Pujol, ha dado "25 años de vigencia" al nuevo texto autonómico una vez aprobado en referéndum.

Mi deseo sería y es, y mucho deberían cambiar las cosas, acabar la legislatura, porque lo que se ha hecho en dos años no se había hecho antes en tantas cosas 

Sobre la posibilidad de que un rechazo de ERC al nuevo Estatut provoque un adelanto electoral, Maragall se ha desmarcado de los temores de su partido, el PSC, y ha coincidido con los republicanos en diferenciar la estabilidad gubernamental de la reforma estatutaria. "Mi deseo sería y es, y mucho deberían cambiar las cosas, acabar la legislatura, porque lo que se ha hecho en dos años no se había hecho antes en tantas cosas", ha manifestado Maragall, quien cree que su "trayectoria" le avala para expresar su deseo de ofrecerse como candidato del PSC a las catalanas.

Entrevista con Carod 

Tras la entrevista de ayer con el presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, Maragall ha asegurado que ha pedido a Carod un "último esfuerzo", como reclamó a José Luis Rodríguez Zapatero, para que los republicanos se sumen al consenso estatutario.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento