Madrid necesita con urgencia 700.000 jóvenes

Un informe del Ayuntamiento asegura que la falta de menores de 25 años amenazará la prosperidad económica de la capital en dos décadas.
La capital de España padece un déficit generacional que, de no corregirse, amenazará la prosperidad económica de la región en veinte o veinticinco años. Ante la baja tasa de natalidad, un problema generalizado en España (la tasa nacional es de 1,3 hijos), los cálculos del Ayuntamiento de Madrid recogidos en el libro Explotación Estadística del Padrón Municipal de Habitantes a 1 de enero de 2005, indican que la ciudad necesita 700.000 personas menores de 25 años para mantener el mercado laboral.

Según Felipe Baselga, Director General de Estadística del Ayuntamiento, el saldo entre las personas que trabajan en Madrid y las que vienen de fuera (más de 250.000) no cubre la cuota  necesaria para mantener la prosperidad económica. A ello se suma el hecho de que la población residente no alcanza a cubrir el índice de fecundidad de 2,1 hijos por mujer y que la esperanza de vida ha crecido en los últimos años.

«Ya no estamos ante una pirámide generacional sino ante un árbol. Y hay un hueco ahí, hay un espacio que falta y es la población de 0 a 25 años, por eso hay que buscarlos fuera, porque no han nacido aquí», explica Baselga.

Más extranjeros

Lo previsible, dado el flujo migratorio en España y en la región es que ese espacio lo ocupen más extranjeros. O al menos así lo indican las cifras: En 2004, 26.898 españoles abandonaron la capital mientras que otros 52.762 extranjeros vinieron a vivir a Madrid. El saldo, entonces, es positivo:  25.864 habitantes más, pero gracias a la inmigración.

El desequilibrio poblacional en la ciudad de Madrid no es nuevo. De hecho, según Baselga, el equilibrio se logró en los años setenta por la llegada de inmigrantes nacionales y por el boom de la natalidad de finales de los sesenta.

Tras la guerra civil, la capital se recuperó con la presencia de inmigrantes de la periferia y de las provincias limítrofes a Madrid. Ahora, ocurrirá lo mismo con los extranjeros.

Población heterogénea

El más joven: Vicálvaro es el distrito más joven y el que más ha crecido en los últimos cinco, según el estudio presentado ayer. Ha crecido un 23,1%.

Edad media: La edad media de la población madrileña es de 41,41 años. En algunos distritos hay diferencias de hasta ocho años en este apartado, lo que demuestra «la heterogeneidad» de los habitantes de Madrid.

Los más envejecidos: Chamberí y Salamanca son los que tienen una proporción más alta de mayores de 65 años.

Aptos para trabajar: Villaverde, Vicálvaro, Usera y Centro tienen el porcentaje de población activa más joven.

«Es imposible»

Teresa Castro. Investigadora del CSIC.

«No he leído el informe, pero creo que atraer a 700.000 personas menores de 25 años es imposible. El factor demográfico es importante para el crecimiento económico, pero hay otros elementos: habría que reducir el paro, la precariedad, conciliar el trabajo y la vida personal para que más mujeres se incorporen al mercado... Además, los inmigrantes también envejecen y tienden a adoptar las pautas de aquí en cuanto al número de hijos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento