Una mujer fallece tras ser atropellada en Vallecas

Una mujer de 74 años falleció ayer tras ser arrollada, en el distrito madrileño de Vallecas, por un vehículo que, tras el atropello, se dio a la fuga y es buscado por la Policía, informó un portavoz de Emergencias-Madrid. También el domingo, pero por la mañana, otra mujer murió tras sufrir el taxi en el que iba un accidente.

El suceso tuvo lugar sobre las 19.15 en la confluencia de la calle Lagartera con la de Sierra de Contraviesa cuando la víctima, una vecina del barrio, cruzaba la calle en compañía de su marido, quien resultó ileso. La mujer recibió un fuerte impacto y sufrió múltiples traumatismos de carácter muy grave.

Al lugar se desplazaron sanitarios del SAMUR-Protección Civil, que se encontraron a la anciana en parada cardiorrespiratoria y que tras diez minutos de reanimación finalmente certificaron el fallecimiento de la mujer.

Según las mismas fuentes, la Policía mantiene las investigaciones para localizar y detener al conductor del vehículo.

Por la mañana, otro accidente en la A-2

Una mujer venezolana, de 38 años, que se dirigía al aeropuerto de Barajas, perdió también la vida al chocar el taxi en el que viajaba con otro turismo a la altura del kilómetro 8 de la A-2, carretera de Barcelona, y salir despedida del vehículo tras el impacto, informaron fuentes de Emergencias Madrid.

Tras el accidente, que se produjo a las 8.30 del domingo, la carretera tuvo que ser cortada y hasta pasadas las 9.30, cuando se produjo el levantamiento del cadáver, no fue abierto un carril para normalizar el paso de vehículos, añadieron las fuentes.

El accidente se produjo cuando los dos vehículos, el taxi y un Ford Mondeo, chocaron por causas que se desconocen. A consecuencia del impacto, el Ford Mondeo volcó en el carril central de la calzada y la pasajera del taxi salió despedida varios metros, hiriéndose mortalmente al caer.

Según los facultativos del Samur-Protección Civil que acudieron a auxiliar a la pasajera, fue inútil intentar cualquier maniobra de reanimación pues presentaba lesiones incompatibles con la vida y falleció al instante.

El taxista, un hombre de 56 años, resultó herido con varias contusiones y un corte profundo en uno de sus brazos y fue trasladado al hospital 12 de Octubre por Samur-Protección Civil. Por su parte, el único ocupante del Ford Mondeo, que precisó la ayuda de los bomberos del Ayuntamiento de Madrid para recuperar la posición después del vuelco, salió ileso del accidente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento