El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recibe a las 13:00 horas en el Palacio de la Moncloa, a los máximos líderes de CiU, Artur Mas y Josep Antoni Duran Lleida, según informó el Gobierno. El objetivo de la reunión es escenificar el acuerdo sobre el Estatut de Catalunya al que llegaron el jefe del Ejecutivo y Artur Mas.

En una entrevista a COM Radio recogida en un comunicado de esta emisora, Vendrell señala que "entre todos haremos un esfuerzo" para pactar el Estatut, ya que ahora "hay unos parámetros" a partir de los cuales "se pueden acercar posiciones".

En este sentido, Vendrell celebró que "se comience a entrar en el camino de la racionalidad" y a "tocar de pies a tierra" respecto a la reforma del Estatut catalán.

Piqué, con el 'no'

Por su parte, Piqué dijo al ser preguntado por si se ve votando 'no' al Estatut en solitario, en declaraciones a Catalunya Radio recogida por EFE, que "contemplo todos los escenarios" y que "por lo que conocemos hasta ahora no podemos dar el 'sí'".

Cambia la distribución de la cesta de impuestos, pero se ha de ver al final cómo queda definitivamente

Sin embargo, Piqué admitió que "al final de alguna manera se nos va dando la razón en muchas cosas, como en la financiación. Dijimos que el planteamiento del Estatut era inviable. Ahora se fijan unos principios que se basan en el método vigente. Cambia la distribución de la cesta de impuestos, pero se ha de ver al final cómo queda definitivamente".

En este sentido, admitió que el pacto entre el presidente del Gobierno y el presidente de CiU, Artur Mas, supone una evolución del actual sistema de financiación, porque "ahora cambiaremos la cesta de impuestos por cuarta vez en 25 años".

Asimismo, aseguró que el pacto incluye un compromiso de inversiones en Cataluña, "una cosa que desde el PPC venimos solicitando desde hace mucho tiempo".

De la misma forma, comentó que la definición de Cataluña como nacionalidad en el articulado "al final queda tal como está en el Estatut vigente, que es nuestra propuesta desde el primer día".

Pese a estas consideraciones, añadió que "de momento nosotros continuamos siendo profundamente críticos respecto a un Estatut que se ha redactado desde una perspectiva confederal", porque es un texto "profundamente intervencionista, que define un modelo económico y de sociedad y unos valores que no son los de la mayoría de la sociedad catalana".

       NOTICIAS RELACIONADAS