En una entrevista adelantada el sábado, por la revista Automobilwoche, Winterkorn manifestó sobre Seat: "no la venderemos; cerrar una marca como ésta no tendría sentido desde el punto de vista económico".

La estrategia de que Seat construya vehículos deportivos es definitivamente correcta

Agregó que "la estrategia de que Seat construya vehículos deportivos es definitivamente correcta, aunque el presidente de Audi dejó entrever posibles cambios en la motorización de los modelos de la casa de Martorell (Barcelona).

"Cabría preguntarse si no podría haber motores con menos potencia", pero aún no se ha tomado la decisión sobre la estrategia de Seat, apuntó Winterkorn, responsable directo de esta marca desde que el grupo Volkswagen la integró en su filial Audi.

Daremos a conocer qué haremos con Seat cuando tengamos todos los detalles

"Daremos a conocer qué haremos con Seat cuando tengamos todos los detalles. Estamos trabajando en diversos planes para que Seat tenga éxito en el futuro", dijo el ejecutivo alemán.

Las declaraciones de Winterkorn se publicaban dos días antes de que el ministro español de Industria, Turismo y Comercio, José Montilla, viaje a la sede corporativa de Volkswagen en Wolfsburgo para sondear directamente el futuro de Seat, según informó ese departamento en Madrid.

Montilla, que se entrevistará con el presidente del grupo Volkswagen, Bernd Pischestrieder, y de Seat, Andreas Schleff, viajará el lunes, acompañado del consejero de Trabajo e Industria de la Generalitat de Cataluña, Josep María Rañé.

El titular español de Industria tiene previsto trasladar a los directivos del consorcio alemán el apoyo del Gobierno español a la industria automovilística doméstica y las iniciativas que el Ejecutivo pondrá en marcha en materia de investigación más desarrollo más innovación (I+D+i).

Seat pasa por una difícil situación por la caída de las ventas y posibles pérdidas financieras en 2005. Su dirección ha abierto un expediente de regulación de empleo (ERE), que prevé la eliminación de 660 de los más de 14.000 puestos de trabajo en España.