Según informó hoy en un comunicado la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, el 'modus operandi' de la organización consistía en introducir en España a inmigrantes mediante el uso de documentación falsa y cobrarles cantidades superiores a los 6.000 euros.

Una vez que llegaban a España eran retenidos contra su voluntad y extorsionados
Una vez que los indocumentados llegaban a España eran retenidos en viviendas alquiladas por la organización y, mediante amenazas de ser entregados a la policía e incluso de muerte y agresiones físicas, los obligaban a que sus familiares en Marruecos les entregasen más dinero.

En un primer momento, los agentes localizaron una vivienda en la que podría encontrarse un inmigrante en esta situación y otra en Motril (Granada). Los agentes detuvieron a un inmigrante con documentación falsa en el interior de la vivienda de San Roque y comprobaron que estaba retenido contra su voluntad.

Los tres detenidos son los ciudadanos marroquíes A.B. de 35 años detenido en esta localidad gaditana e Y.D. y H.E. de 30 y 29 años, respectivamente en Motril.