Logo del sitio

Cabárceno: naturaleza salvaje en Cantabria

Desde los pueblos de Obregón y Cabárceno, a sólo 17 kilómetros de Santander, se puede acceder a uno de los más importantes espacios para la naturaleza salvaje en España, el Parque Natural de Cabárceno, que ocupa 750 hectáreas de una antigua explotación minera a cielo abierto.

Tigres descansando en el parque.En este paisaje kárstico se puede contemplar un centenar de especies animales de todos los continentes. Los animales se encuentran en régimen de semilibertad. Por este motivo, Cabárceno no es estrictamente un parque natural al uso, pero tampoco un zoológico. En el parque residen bisontes, canguros, cebras, gorilas, tigres y leones, entre otros. A la entrada desde Obregón se encuentra también el Reptilario, donde en elaborados espacios climatizados tienen su lugar víboras, cobras, tortugas y lagartos.

El centro tiene tres rutas botánicas, coincidentes con los hábitats de varias de las especies animales más visitadas, y divididas también según la flora. Donde merodean los tigres está la ruta de los tejos, alcornoques y nogales, una de las zonas ajardinadas mejor cuidadas del parque. Por otro lado, la ruta de los abedules, tilos y hayas se encuentra junto a los recintos de las hienas y los lobos, mientras que entre los recintos de los leones y los bisontes se puede recorrer la ruta de los castaños y pinos.

El osezno Aragón.Además dispone de diversas cafeterías y restaurantes en los que recargar fuerzas antes de seguir disfrutando del entorno. El horario en verano es de 9.30 a 19 horas y existen tarifas especiales para grupos de más de 20 personas así como la posibilidad de hacerse con la tarjeta Amigos de Cabárceno, que permite entrada libre sólo o junto con toda la familia los 365 días del año, dependiendo de la modalidad contratada.

Así que ya sabes. Si quieres disfrutar de un gran día en familia o simplemente eres un enamorado de la fauna salvaje, tienes que conocer Cabárceno. Si acudes pronto tendrás la oportunidad de saludar a un nuevo inquilino: el osezno Aragón. Eso sí, no le regales ningún peluche, pues la última vez que recibió uno le arrancó la cabeza.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento