Lo realmente grave, según denunció ayer la concejala de Esquerra Unida María Victoria González, es que, por las deficiencias, el Consistorio no ha admitido como buena la obra, por lo que «no procede ni a la limpieza de esta zona ni a su mantenimiento», lamentó la edil. Hay unos 20.000 metros cuadrados de zona ajardinada.