Como se pensaba, los cuerpos estaban atrapados en el interior del barco. A primera hora de la mañana el pesquero había quedado fondeado en la ría de Viveiro, para facilitar el rescate. Ayer se supo que la radiobaliza del barco no había funcionado, pues emitió la señal de socorro tres horas después del suceso. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, anunció que se abrirá una investigación.