El Ejército se concentrará en el valle de la Bekaa, como paso previo para su retirada definitiva del país, en cumplimiento del acuerdo que puso fin a la guerra del Líbano.