Se trata de la salsa "worcester". La presidenta de la AESA ha emitido un comunicado en el que confirma que ya se ha retirado el único lote de salsa contaminada que había en España y que se ha localizado en Alicante.

María Neira, la presidenta de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA) subrayó que el Sudán I, un tinte rojo no autorizado para uso alimentario en la Unión Europea, "es una sustancia potencialmente cancerígena en ratones de laboratorio que solo en caso de consumos importantes, diarios y durante varios años puede producir un riesgo potencial de desarrollar cáncer".

Neira descartó que el Sudán I entrara en España como componente de otros alimentos, sino únicamente como producto final en un lote de salsa "worcester" que fue retirado en el importador, antes de que fuera puesta a la venta.

La presidenta de la AESA afirmó que la red de alerta comunitaria "sigue abierta", por lo cual si en los próximos días se recibe en la Agencia Española de Seguridad Alimentaria nuevas informaciones sobre otros productos se procederá a su retirada.

La Comisión Europea (CE) informó el jueves de que había detectado en España y otros once países europeos productos contaminados con Sudán I. Se trata de la salsa "worcester" o de productos que la contengan, procedentes del Reino Unido, donde esta semana las autoridades sanitarias confirmaron la contaminación de alimentos elaborados con polvo de chili, un aditivo que contenía "sudan 1".

Al menos 428 productos han sido retirados en los supermercados del Reino Unido, por contener dicha salsa y además, las autoridades británicas han informado de que ha habido 20 envíos de esos alimentos a otros 12 países comunitarios.

Las investigaciones sobre la presencia de esta sustancia comenzaron después de que en Italia, un importador de la salsa británica avisara a los vendedores británicos porque había encontrado altos índices de "sudan 1".

Las autoridades británicas han informado de que, aparte del Reino Unido, los países que están afectados son: Bélgica, Chipre, Dinamarca, Grecia, Francia, Italia, Irlanda, Malta, España, Holanda, Portugal y Austria.

El portavoz manifestó que la CE y los Gobiernos de los países afectados estudian ahora si sólo hay contaminación en partidas de dicha salsa o si podría haber otros alimentos transformados afectados.

Bruselas ha conocido la existencia de la contaminación mediante el sistema de alerta rápida, por el cual Reino Unido comunicó a la CE casos de productos alimentarios con el colorante que contenía "Sudan 1" y la Comisión, a su vez, transmite la información y pide más datos al resto de los Estados miembros.

Por su parte, la asociación británica Food Standards Agency ha publicado en su página la lista de productos afectados por "sudan 1" en todo el mundo.