El cuarto desfile anual de moda patrocinado por la empresa automovilística General Motors, congregó en la alfombra roja, vestido de blanco y a la última, a Jamie Foxx (nominado a los Oscar como mejor actor por su interpretación del músico Ray Charles). Una elegante Demi Moore, del brazo de su joven pareja, el actor Ashton Kutcher, aumentó la dosis de glamour. Tampoco faltó Catalina Sandino, que opta al Oscar este año como mejor actriz, por María, llena eres de gracia.