Éste debe acabar con la dispersión de las urbanizaciones sobre los municipios más turísticos del litoral catalán.