Tras un largo y acalorado debate sobre el proyecto legislativo, 316 diputados votaron a favor de la propuesta gubernamental, frente a 216 que se pronunciaron en contra.

El gobierno del primer ministro, el laborista Tony Blair, obtuvo el respaldo parlamentario por la abrumadora mayoría de su partido en la Cámara Baja, ya que la oposición rechazó un proyecto de ley que refuerza el poder del Ejecutivo en detrimento de los jueces.

El proyecto, criticado también por algunos laboristas, permite al ministro del Interior ordenar, sin mandato judicial previo, el arresto domiciliario y tomar otras medidas restrictivas de las libertades de un individuo sospechoso de terrorismo.

La propuesta antiterrorista autoriza al Gobierno a someter al sospechoso a vigilancia electrónica, denegarle la posibilidad de comunicarse por teléfono o internet y asociarse con determinadas personas.

La opinión de los detractores
Los detractores entienden que la iniciativa legislativa es "excesiva", ya que transgrede las libertades civiles, y argumentan que corresponde a los jueces, no a los políticos, autorizar las detenciones de supuestos terroristas.

Según el primer ministro, la Policía entiende que la nueva ley es "necesaria para abortar la planificación de actividades terroristas en este país".

Próximos pasos para la aprobación de la ley
Tras la deliberación de los Comunes, el proyecto de ley se debatirá próximamente en la Cámara de los Lores, donde se espera que los pares, conservadores en su mayoría, rechacen la propuesta gubernamental.

El gobierno quiere acelerar la tramitación de la ley porque la validez de la normativa actual expira el próximo 14 de marzo, después de ser declarada ilegal por los jueces de la Cámara de los Lores, máxima instancia judicial del Reino Unido.

Los jueces pares dictaron en diciembre pasado que la presente ley antiterrorista, que permite la detención indefinida sin juicio de extranjeros sospechosos, resulta "discriminatoria", ya que no afecta a los británicos, y viola el Convenio Europeo de Derechos Humanos.