Llevar encima dinero en metálico y, sobre todo, billetes más pequeños de 20 euros va a dejar de ser requisito indispensable para coger un taxi en Sevilla. Los taxistas de la capital hispalense van a incorporar a la flota de vehículos una nueva fórmula de pago: la tarjeta de crédito.

El servicio de taxi está trabajando en esta nueva idea que mejorará la prestación a los usuarios. De hecho, ya existe un proyecto y se están realizando pruebas reales en algunos coches para adaptarlos y ver su funcionamiento, según afirmó a 20 minutos la Unión Sevillana del Taxi.

Aún no hay fecha concreta para que los sevillanos puedan disponer de este servicio pero «va a ser una realidad en un futuro muy cercano», asegura José Padilla, presidente de la agrupación.
Sevilla y Jaén son las únicas capitales de provincia de Andalucía cuyos taxis aún no tienen incorporado, en ninguno de los vehículos de sus flotas, la opción del pago con tarjeta de crédito.

Solicitud de mamparas

Los taxis están incorporando, además, otros cambios como las mamparas para salvaguardad la seguridad del conductor. Pero las tendrán muchos más. En tan sólo unos días que lleva abierto el plazo para pedir las ayudas económicas que les ofrece el Ayuntamiento tras sus protestas, un 15% de la flota ya ha tramitado la solicitud.

Verificación del taxímetro

Estos días, la Junta comprueba que las cantidades marcadas por los taxímetros se ajustan a la tarifa vigente. Lo hace a través de la empresa Veiasa en unas instalaciones móviles habilitadas junto a la Unión Sevillana del Taxi. Ya la han pasado 1.700 vehículos, de los que el 9% registran algún fallo a la alza o a la baja. Tras Sevilla, las instalaciones móviles irán a Málaga.