sverre
Sverre Magnus de Noruega.
Y es que no cabe duda de que el amor de una madre es infinito y… ciego, porque si algo se saca en claro de esta instantánea es que no le hace ninguna justicia al real bebé. Sobretodo después de compararla con la otra, la imagen oficial que un fotógrafo, probablemente especializado en retratos, le hizo junto a sus padres.


Foto de Mette-Marit.

Qué duda cabe que el detalle de Mette-Marit al querer que esa fuera la primera fotografía que trascendiera al público es como poco entrañable. Una madre orgullosa que fotografía a su hijo recién nacido para que el mundo lo conozca con fogonazo de flash incluido.


Foto oficial.

Es posible que Mette-Marit sea una prometedora princesa heredera y futura reina pero si algo se le tuerce en la vida a esta mujer lo mas probable es que no pueda ganarse la vida como fotógrafa.