Will Smith es un icono del star system hollywoodiense y, como tal, va de estreno en estreno. Ayer repartió besos en Manchester y Birmingham, donde asistió a la proyección de su película Hitch.