Los momentos más lacrimógenos de la historia
La vida es bella, de Roberto Benigni. Agencias

La mayoría de los participantes os habéis decantado por el cine, aunque en la web hay para todos los gustos. Éstos son los más votados:

1. La vida es bella. La película interpretada y dirigida por Roberto Benigni ha sido la más mencionada. Casi uno de cada seis internautas optaron por ella. «La vida es bella es pura emoción y el final es escalofriante. No he vuelto a ver una película con tanto sentimiento y tantos valores juntos», dice Mar.

2. Mar adentro. La galardonada cinta de Alejandro Amenábar, candidata a los Oscar, arranca casi tantas lágrimas como la anterior. «Por cierto, esta peli me provocaba una sensación que me encanta: reírme mientras lloro», reconoce Ana.

3. Ghost. A la par que Mar adentro. ¿Hay vida más allá de la muerte? Así lo propone el filme interpretado por Patrick Swayze y Demi Moore. «Ghost, por supuesto. El momento en que Sam se va al cielo y le dice a Molly: no sabes cuánto amor me llevo. ¡Irresistible!», recuerda Cris.

4. Chanquete y Verano azul. «Chanquete se nos murió, y yo cantando nooo, no nos moverán; del barco de Chanquete, no nos moverán... para que reviviera. Pero nos movieron», evoca Marco.

Desde luego, el cine es el medio que más lágrimas ha hecho derramar a lo largo de la historia, en todos sus géneros, como le ocurre a Cecilia, que se declara de lágrima fácil y lloró hasta con George de la jungla.

Otros, como el señor Mandril, tienen un especial aprecio hacia los primates y rompen a llorar cuando ven a Sigourney Weaver en Gorilas en la niebla, o a Amedio, el mono que acompañaba a Marco en su búsqueda.

También la televisión ha dejado honda impresión, por ejemplo, a Jorgina, que recuerda uno de los capítulos de la serie Segunda enseñanza.

Y a otros, ni series, ni dibujos, ni canciones, ni películas. Lo mejor para llorar, según Phobos, un partido del Betis.

 

Participa en la encuesta en...
www.20minutos.es