Posteriormente, en 1966, Roberts se incorpora a DARPA para desarrollar el concepto de una amplia Red que llamará ARPANET, el diseño se publica en 1967.

El año siguiente se convoca un concurso para crear  uno de los componentes clave de ARPANET, unos ordenadores especializados llamados IMP's que acabarían por transformarse mucho tiempo después en lo que llamamos routers.

El concurso gana una pequeña empresa de ingeniería llamada Bolt Beranek and Newman (BBN). Para finales de 1969 hay cuatro ordenadores interconectados, a través de sus IMP's; el  número aumenta los siguientes años.