Internauta
Un internauta navegando con el ordenador.

Agentes especializados de la Sección de Fraudes de la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional rastrearon en los últimos doce meses un total de 4.023 IPs, e-mails o webs en las más de 70 investigaciones que realizaron con el objetivo de erradicar las estafas, los fraudes, la piratería y los virus informáticos en Internet.

De estas operaciones resultaron detenidas 143 personas en diversas provincias de España -entre ellas Valencia y Alicante- y 11 en el extranjero, según informó el Ministerio del Interior en una nota de prensa.

La última estafa relacionada con Internet superó los 15 millones de eurosLos delitos más perseguidos por estos especialistas fueron el 'phishing' (envío de correos masivos simulando ser una entidad bancaria) y 'pharming' (una forma de redirigir al usuario a la máquina del atacante para hacerse con sus claves).

Otrs delitos que también ha sido investigados están relacionados con virus, fraudes en subastas, sustracción de datos, 'cracking' (eliminación de las protecciones en los programas originales), comercio electrónico fraudulento, piratería virtual, suplantación de identidad, falsas ofertas de trabajo o 'carding' (uso fraudulento de los números de tarjeta válidos en el comercio electrónico para adquirir productos).

En concreto, la última operación de esta sección concluyó con la detención de cinco personas responsables de una estafa que superó los 15 millones de euros y que consistía en ofrecer grandes beneficios a corto plazo por la inversión de capital, llegando a entregar a las víctimas sus primeros intereses por sus inversiones con el objetivo de generar confianza.  Así, las víctimas invertían cantidades más elevadas de capital, momento en el que ya no les eran entregados los intereses generados ni se devolvía el capital aportado, lo que motivó que denunciaran el engaño.