El ministro, que alternó castellano y catalán, se refería al anuncio de la Comisión Europea sobre la reducción del número de traductores de español. Además, mostró su satisfacción por el reciente reconocimiento del catalán, «denominado valenciano en la Comunidad Valenciana», como lengua oficial. Por su parte, el portavoz de la Generalitat Valenciana, Esteban González Pons, pidió a Montilla «que deje a nuestra lengua y a los valencianos en paz».