El Ayuntamiento de Fuenlabrada, condenado por un despido

Una trabajadora cree que la decisión de echarla tras llevar cinco años en el mismo puesto se debe a motivos políticos.
El Ayuntamiento de Fuenlabrada, gobernado por el PSOE, ha sido condenado por una juez a readmitir o indemnizar a Yolanda Quero, de 32 años, tras haberla despedido de forma improcedente.

La ex trabajadora, que llevaba cinco años como auxiliar administrativa en el Centro de Iniciativas para la Formación y el Empleo (CIFE), cree que su despido ha sido por motivos políticos y asegura que el mismo día de su destitución su puesto fue cubierto por «una persona  recomendada por el alcalde de Parla (PSOE), con quien está trabajando el hijo del alcalde de Fuenlabrada».

Quero comenzó trabajar en la Fundación por el Empleo de Fuenlabrada (que posteriormente cambió su nombre por el CIFE) en noviembre de 2000. «Entré con un contrato de un año, y posteriormente fueron haciéndome sucesivos contratos hasta el 31 de marzo de este año, cuando decidieron echarme sin previo aviso», explicó la afectada a

20 minutos.

El Ayuntamiento asegura que la marcha de esta trabajadora no se debe a motivos políticos de ningún tipo, sino a que Quero «tenía un contrato temporal que finalizó». Además,  afirma que su puesto no ha sido cubierto por ninguna otra persona.

La juez, sin embargo, ha dado la razón a la trabajadora y el mes pasado dictó una sentencia en la que insta al CIFE a readmitir a la demandante en su puesto de trabajo, en las mismas condiciones que tenía antes de producirse el despido. En caso contrario tendrá que resarcirla con una indemnización y pagarle todos los sueldos entre la fecha de despido y la notificación de la sentencia. El Ayuntamiento ha recurrido la sentencia, que considera injusta.

Tampoco ha podido cobrar el paro

Yolanda Quero, madre de una hija de 16 años, ha tenido serias dificultades en los últimos siete meses para pagar sus 630 euros mensuales de hipoteca. «No sólo me quedé en la calle, sino que además tramitaron con retraso mis papeles en el Inem y tampoco he podido cobrar el paro», explicó a 20 minutos. Quero, además, sufre una enfermedad incurable que le impide realizar esfuerzo físico, por lo que encontrar otro trabajo le resulta especialmente complicado: «Tengo un 83% de minusvalía, pero no quiero cobrarla porque prefiero trabajar y sentirme activa».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento