De esta forma, deniega la petición de los vecinos de que se suspendieran temporalmente los permisos. Pero la batalla de Patraix para que paren la planta continúa: 15 vecinos fueron desalojados ayer del pleno de las Cortes por protestar y otros 200 entorpecieron la entrada de camiones con transformadores a la planta.