Los restaurantes de la ciudad están prácticamente llenos porque este año las reservas se han adelantado. «Desde el día 1 de noviembre ya están llamando. Cuando son muchos empleados, hay que reservar con tiempo para poder tener sitio», dicen en Río Grande. «Los días 15, 16, 17 y 22 estamos ya al completo».

Ocurre igual en otros establecimientos como Almutamid– «estamos ya hasta la bola»–, San Marcos o Casa Robles, donde ya es imposible tener mesa para el 16 y 17. En La Raza se esperan de 200 a 300 comensales en esos dos días y en El Alabardero, 106 cubiertos para la cena del 16.

La clave, los menús

Los hosteleros coinciden que «diciembre es un mes muy fuerte en facturación», gracias a estas comidas y cenas de empresa. Israel, comercial del restaurante El Cenachero, calcula que los restaurantes sevillanos «incrementan sus ingresos hasta en un 50% estos días». La clave del éxito: los menús de empresa, que van de los 33 a los 51 euros, dependiendo de los platos (solomillo, pescado, mariscos...).

En estas cenas navideñas, dicen, no falta el champán o el cava. Y en los platos «triunfan las carnes, como el cordero, las chacinas y como no, el marisco», confiesan en Robles.