Internet
No todo lo que se dice sobre piratería es cierto.

En un informe hecho público esta semana, el Gobierno estadounidense, a través de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental, admitió que "es muy difícil, si no imposible, cuantificar los impactos económicos de la piratería en la industria audiovisual".

El informe puso en duda la fiabilidad de los datos que utilizan instituciones como la BSA (Business Software Alliance) o la MPAA (Motion Picture Association of America), basados en la metodología "incorrecta" de una única persona.

Es muy difícil cuantificar el impacto económico de la piratería en la industria audiovisual

De hecho, la propia MPAA tuvo que admitir en 2008 que el dato de que el 44% de las pérdidas de los estudios de cines se debía a la piratería era erróneo, debido a un "error humano" y que en realidad se trataba sólo de un 15%.

Ua gran número de representantes de la industria, medios de comunicación, y publicaciones oficiales han citado durante largo tiempo una estimación del FBI que asume que las empresas pierden de 146 mil a 183 mil millones de euros (200 mil a 250 mil millones de dólares) anuales debido a la piratería. Este cálculo figura en un comunicado de prensa de 2002 del FBI, pero los funcionarios de la oficina federal informaron que no tienen registro alguno sobre el origen o la metodología usada para generar la estimación y que no puede ser corroborado.

Además del citado estudio del FBI, un segundo informe de la Oficina de Protección de Fronteras y Aduanas y otro de la Comisión Federal de Comercio son utilizados recurrentemente para hablar de piratería. Sin embargo, el valor de todos ellos ha sido desacreditado oficialmente.

Por otro lado, las industrias de contenidos han redactado sus informes utilizando las tres encuestas que han sido realizadas por un sólo individuo, Stephen Siwek, del Instituto de Políticas de Innovación. El gobierno concluyó que "la mayoría de los expertos entrevistados" eran reticentes a adoptar la metodología de Siwek ya que su enfoque "simplemente no fue diseñado para medir lo que está midiendo".

Por ejemplo, estos estudios ignoran puntos obvios en economía, como que cuando un usuario piratea material audiovisual o de otro tipo, deja al consumidor con más líquido, lo que se trasvasa a otros sectores de la economía.