Así lo revela un informe de la ONG Intermón Oxfam, que denuncia que seis regiones españolas redujeron sus aportaciones el pasado año, alejándose del 0,7% que las organizaciones no gubernamentales reclaman a las administraciones de su presupuesto.

La media nacional, en el caso de los Gobiernos autonómicos, es del 0,22%. Sin embargo, hay grandes diferencias de aportaciones entre unas regiones y otras.

Navarra, a la cabeza

En la cola está la Xunta, con ese 0,07%, mientras que a la cabeza se mantiene el Ejecutivo de Navarra, que se acerca al objetivo al destinar el 0,6% de su presupuesto total a ayuda al desarrollo. Sólo otras tres regiones están por encima de la media : Baleares, Castilla-La Mancha y Euskadi. En el 0,22% se sitúan La Rioja, Valencia y Asturias, mientras que los restantes Gobiernos autonómicos rondan el 0,1%.

Además de Galicia, tampoco llegan a este porcentaje Castilla-León (0,08%), Murcia y Canarias (0,09%).