Los hechos ocurrieron el pasado mes de septiembre, cuando la trabajadora despedida puso el caso en conocimiento del sindicato.

Desde CCOO se tramitó en el CEMAC su despido (requisito previo al Juzgado de lo Social), y dicho acto de conciliación se produjo sin avenencia "por no estar de acuerdo la empresa con la demanda planteada, recurriendo CCOO la misma ante el Juzgado de lo Social".

Una vez celebrado el juicio, el día 14 de noviembre CCOO recibió del Juzgado una sentencia que califica "nula la decisión de extinguir el contrato de Maria Gloria Costillo Lara y se condena a Islantilla Golf Resort, S.A. a la readmisión inmediata de la trabajadora y al abono de los salarios dejados de percibir desde la fecha del despido (21-08-2005) a razón de 45,33 euros diarios.

Para el sindicato, "es fundamental esta Sentencia ya que, por primera vez en Huelva, en una demanda de este tipo queda probado que se despide a una trabajadora por el hecho de estar embarazada".

Además, felicitó a Gloria por ser "tan valiente, haber denunciado el hecho y haber conseguido a la vez que un derecho fundamental como es el de la maternidad no pueda vulnerarse sin tener consecuencias graves".