La protesta de estudiantes termina con 46 detenidos
Los manifestantes muestran una pancarta contra la LOU, ayer. T. G./Efe
La manifestación de los estudiantes que se oponen a la Ley Orgánica de Universidades (LOU) terminó ayer con 46 detenidos, acusados de desórdenes públicos y de dañar el mobiliario urbano.

Los altercados sucedieron ante la Delegación del Gobierno una vez finalizada la manifestación. La Plataforma Mobilitzadora en Defensa de la Universitat Pública (PMDUP), que se desmarcó de los incidentes, logró reunir a unos 5.000 estudiantes para defender «la universidad pública» frente a las «recientes amenazas» que representa la LOU a su entender.

La protesta, bajo el lema La educación es un derecho, no una mercancía, empezó en la plaça Universitat, siguió por Pelai y bajó por Via Laietana hasta Pla Palau, donde denunciaron lo que consideran «un proceso de privatización directa o indirecta de los servicios públicos».

Piedras a los Mossos

Durante el transcurso de la manifestación no se produjeron incidentes, pero cuando terminó, algunos jóvenes empezaron a tirar piedras y botellas contra la Delegación del Gobierno y contra los Mossos d’Esquadra.

Los agentes esposaron a los jóvenes detenidos y algunos esperaron arrodillados a que los trasladaran a la comisaría de Sants-Montjuïc. Algunos de ellos quedaron en libertad, otros pasaron la noche entre rejas y hoy pasarán a disposición judicial.