Este recorte responde a la caída de la demanda de los vuelos de negocio en Navidades y se practica en todos los aeropuertos. En enero se recuperarán estas conexiones.