Aparcar en Vigo es, además de difícil, arriesgado. En lo que va de año, 272 conductores  se han encontrado con una plaza vacía cuando se disponían a recoger su vehículo, lo que supone una media de 27 robos al mes, según los datos de la Policía Local.

Afortunadamente, más de la mitad de estos vehículos, el 52%, ya han sido recuperados y vuelven a ser conducidos por sus legítimos propietarios. Una estadística que, en el caso de los turismos, asciende hasta casi siete coches recuperados por cada 10 sustracciones (80 de 117, el 68%). En lo que se refiere a las motos, sin embargo, sólo se recobraron el 40% de las robadas (63 de 155).

Cuestión de marcas

Los ladrones de vehículos no muestran debilidad por ningún barrio, según fuentes policiales. En cambio,  sí parecen tener cierta inclinación por las marcas. El ranking de turismos más robados en 2005 está hasta ahora liderado por la insignia de la industria local, Citroën (28 coches robados), seguida de las también francesas Renault (19) y Peugeot (19).

Entre los vehículos de dos ruedas, los predilectos son los  Piaggio (28), Yamaha (21) y Honda (14).

Para evitar el robo

La clave: No deje jamás la llave puesta. Según apuntan en Automovilistas Europeos Asociados, los cacos también roban en gasolineras, autolavados e incluso llegan a simular pequeños accidentes de circulación para apropiarse del vehículo mientras su dueño rellena el parte.

Elija bien la plaza: Evite estacionar en sitios aislados y opte por aparcar su vehículo en lugares transitados y bien iluminados.

Seguridad: Elementos como las alarmas sonoras o las barras que se ajustan al volante o a la palanca de cambios disuaden al ladrón, aunque no son 100% eficaces.

Dos meses para mejorar el dato

Si los mangantes reflexionan y enmiendan su conducta antes de fin de año, el índice de vehículos recuperados en 2005 podría igualar el de 2004, cuando 188 de los 292 vehículos desaparecidos volvieron a manos de sus dueños (64%).