que rica la ensaladilla
. Foto
Hay manías que mueven el mundo y que obligan al que las padece a llevar a cabo acciones de forma compulsiva. Una de mis preferidas, y que al parecer comparten muchos, es probar siempre la tapa de ensaladilla de los bares a los que voy, ya sea en Triana; Malasaña, en Madrid; la Macarena o donde se tercie.

Una buena tapa de ensaladilla dice mucho del bar donde la comemos, sobre todo si contiene buenas materias primas. Y aquí, un bar donde todos los ingredientes aparecen en su justa medida: el Bar Dulcinea, en San Jacinto. Popular y trianero. Limpio como un jaspe.

Asociado durante más de 23 años a la vida del mercado, al mediodía es un bar de cerveza bien fría, emparejada con pescaíto frito, gambas o montaditos que apagan los primeros arrechuchos de hambre. Por la noche, se llena de un público variopinto de Triana y de los que vienen al Dulcinea a comer su ensaladilla o su pescado fresco: bacalao frito, acedías, taquitos de merluza, pijotas y boquerones. Y a saciar la sed con un trago de vino blanco.

Bar Dulcinea

* Calle San Jacinto, 4, en el barrio de Triana. El local está abierto de 8 a 16 y de 19.30 a 24 horas. Precio de la tapa, 1,80 euros. Media ración, cinco euros. Teléfono: 954 33 24 97.