Así lo informó el miércoles a Efe el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, quien aseguró que ese procedimiento para deshacerse de documentos es "absolutamente incorrecto e impropio de profesionales de la Administración pública".

Tanto en la investigación interna abierta en la Demarcación de Carreteras por orden del delegado como en la emprendida por la Guardia Civil, "absolutamente independientes", se llegó hoy a la misma conclusión sobre cómo llegaron estos documentos a un contenedor de basuras, indicó.

Según refirió López Garzón, en ambas investigaciones se determinó que unos funcionarios de Demarcación pidieron a otros compañeros que se deshicieran de unos expedientes que habían prescrito, por lo que éstos últimos recurrieron a los chamarileros "que fueron los que se llevaron la documentación y la vertieron en el contenedor".

Un procedimiento totalmente "inapropiado"

El delegado apuntó que, con independencia de que realmente hubiera que deshacerse de esos papeles, el procedimiento escogido es "totalmente inapropiado", por lo que anunció que este jueves remitirá un informe al Ministerio de Fomento "para que tome las medidas administrativas que estime oportunas".

López Garzón se congratuló de que "se haya llegado al fondo de la cuestión" de forma inmediata, tal y como se comprometió cuando tuvo conocimiento de los hechos.

Desde que fueron recuperados el martes del contenedor de la localidad granadina de Pulianas, agentes de la policía judicial de la Guardia Civil estudiaron su contenido ante la posibilidad de que pudieran tener alguna relación con el accidente en la construcción de la Autovía del Mediterráneo a su paso por Almuñécar (Granada), que costó la vida el lunes a seis obreros.

Al tener conocimiento de la aparición de estos documentos en un contenedor, el jefe de la Demarcación de Carreteras de Andalucía Oriental interpuso ante autoridades policiales una denuncia porque había indicios de que salieron de sus dependencias de manera ilegal. La documentación, en su inmensa mayoría, se refiere a la calificación técnica de empresas que optaron a la licitación de la autovía.

NOTICIAS RELACIONADAS: