Locos por la canasta
Lara Flynn Boyle, hace una semana en un partido de la NBA en Toronto. Foto
La emoción del baloncesto trae de cabeza a muchos famosos. Jack Nicholson ha llegado a pagar cifras millonarias por sentarse en el banquillo de Los Angeles Lakers. No le gusta perderse ni un solo partido del equipo de sus amores –el pasado lunes se le pudo ver en la grada con su amigo Don Johnson–.

La actriz Lara Flynn Boyle, el director Michael Moore (foto de abajo), la actriz y modelo Paris Hilton y el actor Jamie Foxx también son asiduos de las canchas de la NBA, y no se pierde un partido cuando sus obligaciones se lo permiten. También es habitual ver en las gradas a Nicole Kidman y Tom Cruise, por separado pero siempre acompañados de los hijos que ambos adoptaron cuando estaban casados.

Otra famosa que no se pierde un partido es Eva Longoria, aunque por motivos bien diferentes. La mujer desesperada sale desde hace unos meses con Tony Parker, un jugador francés de los San Antonio Spurs.

Beso en las gradas

Anna Kournikova y Enrique Iglesias son asiduos a los partidos de la NBA. El jueves pasado estaban así de cariñosos en la grada.