Leonor ya está en su casa

Por fin. Ya hemos visto a Leonor, que salió camino de su casa en brazos de su madre y acompañada por su padre entre los vítores de las personas que se acercaron para verla en directo. Sus primeras fotos se han convertido en el tema del día.
La Princesa de Asturias posa con su primogénita, la infanta Leonor, en los brazos, durante la sesión fotográfica en el salón de audiencias del Palacio de la Zarzuela, antes de la ceremonia religiosa del bautizo.
La Princesa de Asturias posa con su primogénita, la infanta Leonor, en los brazos, durante la sesión fotográfica en el salón de audiencias del Palacio de la Zarzuela, antes de la ceremonia religiosa del bautizo.
ARCHIVO

A las 12.10 de la mañana los Principes de España presentaban en sociedad a Leonor. La niña es gordita y rolliza, como dijo la Reina.

El príncipe Felipe cree que la niña tendrá los ojos azules y afirmó que, como a cualquier padre, se le cae la baba con su hija. Doña Letiziacorroboró que la pequeña se está criando con lactancia materna y que la idea del nombre no fue suya sino del Príncipe.

Con respecto a su estado de salud, la esposa de don Felipe manifestó que está molesta, pero no más de lo normal en las operaciones por cesárea. Además, doña Letizia afirmó que aún tardará unos días en volver a sus obligaciones debido a la lactancia de su hija.

La Princesa de Asturias también contó que tanto ella como el Príncipe lloraron de emoción cuando Leonor llegó al mundo y que ésta es una experiencia de mucha emoción que hay que vivir porque no es posible expresarla con palabras.

La niña, que en palabras de los Príncipes es muytranquilita y come muy bien, será bautizada "después de Navidad".

Sus padres han dicho que siguen con la idea que tenían desde el principio de tener "más de dos y menos de cinco hijos".

Doña Letizia, maquillada discretamente, vestida con un conjunto color marfil y con tacones aprovechó para agradecer a sus ex colegas, los representantes de los medios de comunicación, su presencia constante en el hospital.

Una bienvenida multitudinaria

Desde primeras horas de la madrugada los reporteros hacían guardia ante el Ruber. Cuando salía la Infanta en brazos de su madre, unos 350 periodistas, entre reporteros gráficos y redactores, se agolpaban a la salida. Las vallas de seguridad para los visitantes espontáneo estaban a reventar.Los balcones del hospital estaban atestados de medicos, enfermedas, pacientes y personal sanitario. Hasta los enfermos con los pijamas puestos se asomaban con las batas a la puerta para ver a la pequeña. Todo el mundo quería conocer a Doña Leonor.

Incluso había manifestaciones un tanto incomprensibles, como una muñeca fallera esperaba la llegada de la pequeña con una bandera de la Comunidad Valenciana que rezaba: "de tu madre patria".

Una señora con un conejo con un lazo rojo intentaba entregarle su presente a la Princesa, unas canciones que había escrito. No pudo ser.

Minutos antes de que la Infanta hiciera su debú ante los fotógrafos decenas de personas pertenecientes a la etnia gitana salían por la puerta de la Clínica. Y saludaban entre risas y bromas a los fotógrafos….

NOTICIAS RELACIONADAS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento