Katie Holmes
Katie Holmes Reuters

La actriz, que confesó cuando empezó a salir con Tom su intención de permanecer virgen hasta el matrimonio, ha confesado la impaciencia que siente ante la llegada del bebé.

Katie y Cruise , en lugar de esperar al séptimo mes como aconsejan las supersticiones, ya están preparando la habitación del bebé. “Me siento de maravilla estando embarazada, es algo tan bonito. Nunca he sido tan feliz”, ha manifestado Kate, quien añadió que Tom también se encuentra en el mismo estado de extasis que su novia.

Kate, ajena a los rumores que señalan que Nicole Kidman lloró al enterarse de su embarazo, sólo se preocupa de su felicidad. “Vamos a poner la habitación del niño y voy a aprender a hacer calceta”.

La locuaz Kate ha olvidado, sin embargo, informar sobre la fecha de su boda con Tom. “Estamos demasiado excitados con el embarazo. Aún no hemos fijado el día”.