El Departamento de Interior vasco, por ello, no llevará a cabo un plan para vigilar los alrededores de los centros escolares, tal y como ha ordenado el Gobierno central a las Fuerzas y Seguridad del Estado. En Euskadi, la Ertzaintza realiza desde hace tiempo operaciones policiales en los entornos a los colegios por delitos juveniles relacionados con el tráfico de drogas y las bandas organizadas.