La lucha de la industria contra los hackers, suele estar perdida siempre de antemano. Sony ha vuelto a comprobarlo en carne propia con su flamante nueva consola portátil: ya está disponible un parche que rebaja el firmware de la PSP de la versión 2.0. a la 1.5.

La v1.5. tenía un fallo de seguridad que permitía ejecutar contenido no autorizado por Sony, lo que suponía la posibilidad de cargar emuladores y juegos piratas.

Únicamente las primeras consolas tenían esta versión y, por tanto, este interesante agujero. Pronto el gigante japonés comenzó a vender la PSP con la versión 1.52 y lanzó un parche con la 2.0. para que los propietarios de las consolas lo descargaran con el reclamo de nuevas funcionalidades, como un navegador de Internet, la posibilidad de compartir fotos de forma inalámbrica y personalizar los fondos de pantalla.

El regreso a la opción anterior se ha logrado gracias precisamente a un fallo en esta última opción. Para volver a la versión 1.5. toca cambiar el fondo de pantalla para poder acceder al código oculto.

Numerosas páginas web, algunas en castellano, facilitan instrucciones y la descarga de los archivos necesarios para llevar a cabo la operación.

La PlayStation Portable es la primera consola portátil de Sony, empresa que lidera el negocio de las grandes consolas. Llegó a Europa al comenzar septiembre, tras varios meses de retraso, y se vende por 249 euros y permite reproducir películas e imágenes, además de juegos.

Su gran competidora es la consola táctil Nintendo DS, que recientemente ha anunciado una rebaja de 20 euros en su precio. Nintendo estaba costumbrada a dominar prácticamente en solitario este sector desde hace años con sus Gameboys.