Vuelta al cole
Niñas con sus mochilas escolares. ARCHIVO

La Organización Médica Colegial (OMC), en colaboración con Fundación Kovacs, recomienda que los niños utilicen carritos para las mochilas, que se exija a los colegios la utilización de libros en fascículos (o la instalación de taquillas) y que se fomente la práctica de ejercicio físico regular para evitar que los dolores de espalda se conviertan en crónicos al llegar a la edad adulta. La menor musculatura de las niñas  les impide cargar con el mismo peso que los niños

Según los responsables de la campaña "No des la espalda a tu espalda", en España, a los 15 años, más del 50% y casi el 70% de las niñas ha padecido alguna vez en su vida dolor de espalda.

La mayor incidencia en niñas se debe "a su menor musculatura, que les impide cargar con el mismo peso que los niños" sin sufrir las consecuencias, explica el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín.

Asimismo, estudios científicos realizados en distintos países reflejan que padecer dolencias de la espalda durante la adolescencia aumenta el riesgo de sufrirlas de manera crónica al ser adulto, algo que padece el 80% de la población adulta.

"Con frecuencia los padres suelen relacionar estos dolores con el crecimiento, con sus esfuerzos o sus juegos", pero "el dolor de espalda es un problema muy serio", señaló el presidente de la OMC.

En este sentido, y en contra de lo que se ha recomendado durante años, el reposo en cama como remedio al dolor de espalda es "inútil y perjudicial", según los expertos. "En España este es un problema que se previene bien pero que se trata muy mal", apuntó el doctor Sendín. El reposo en cama como remedio al dolor de espalda es inútil y perjudicial

La mejor solución durante el episodio doloroso "es mantener el mayor grado de actividad que permita el dolor", con ello se consigue acortar el proceso y disminuir las posibilidades de que vuelva a aparecer, explicaron.

Se pueden evitar varios de los factores que se asocian a una mayor posibilidad de sufrir dolores de espalda, como el excesivo peso del material escolar, la incorrecta manera de transportarlo, la inactividad física, la práctica inadecuada de deporte a nivel competitivo, o el mobiliario escolar inadecuado.

De hecho, diversos estudios científicos sugieren que el dolor de espalda es más frecuente entre los fumadores, posiblemente debido a la tos (aumenta la vibración y la presión intradiscal), el peor riego (especialmente del disco, pero también de la musculatura) o el peor estado físico general entre los fumadores.