La feroz competencia entre las compañías de móviles han forzado a éstas a ingeniar cada día nuevas vías para retener a sus clientes y seducir a otros nuevos.

Nosotros impulsamos lo que otros prohíben

Las redes sociales, el último fenónemo de Internet, es lo que prevé utilizar el operador móvil independiente
MÁSmovil para atraer a su público objetivo, predominantemente joven como no podía ser menos para una compañía que se denomina lowcost (de bajo coste).

La empresa  ha emprendido una campaña en la que anuncia que el operador amarillo permitirá el acceso a Tuenti, Facebook, Twitter, Skype y MSN incluso cuando el usuario no disponga de saldo en su tarjeta.

El consejero delegado de MÁSmovil considera esta medida, que se pondrá en marcha en unas semanas,  revolucionaria: "Nosotros impulsamos lo que otros prohíben".

Si como asegura un informe elaboradora por la red social peoplesound los españoles son adictos a las redes sociales, pero poco tecnológicos, la idea puede tener éxito.