Las prostitutas españolas son las que menos usan el preservativo con los clientes

  • Informe del Centro de Estudios Epidemiológicos de Cataluña.
  • Las españolas son también las que más droga consumen.
  • Proponen facilitar el acceso de estas mujeres a los centros de salud.
Una prostituta, en la céntrica calle Montera de Madrid.
Una prostituta, en la céntrica calle Montera de Madrid.
JORGE PARÍS

Investigadores catalanes han analizado la prevalencia de enfermedades de transmisión sexual en mujeres trabajadoras del sexo. Sus resultados muestran que el 95,5% de las encuestadas (provenientes de los países del Este, África, América Latina y España) usaba siempre el preservativo en las relaciones vaginales con clientes. Las españolas eran las que más se habían inyectado drogas y las que habían usado menos el preservativo con los clientes. En 2005, el Centro de Estudios Epidemiológicos sobre las Infecciones de Transmisión Sexual y Sida de Cataluña (CEEISCAT) inició de manera pionera en España el

estudio de la prevalencia de enfermedades de transmisión sexual (ETS) en mujeres trabajadoras del sexo (TS). Su objetivo es registrar en el tiempo tanto la prevalencia de
VIH como de otras enfermedades, y la prevalencia de conductas de riesgo.

"El fenómeno de la prostitución ha variado en los últimos años en España, de modo que se ha pasado de una prostitución ejercida por mujeres españolas, en muchos casos usuarias de drogas por vía parenteral, a la ejercida por mujeres procedentes de otros países, lo que supone diferencias conductuales y sociales", explica Cinta Folch, autora principal del estudio e investigadora del CEEISCAT.

Sólo el 10,8% de las 400 mujeres entrevistadas eran nativas españolas, de edad avanzada y que habían sido, en su mayoría, inyectoras. El resto provenía de América Latina (un 30,7%), del Este de Europa (un 32,5%) y de África (un 26%).

Los investigadores comprobaron que el 95,5% de las trabajadoras utiliza condón en las relaciones vaginales con clientes, pero que con sus parejas estables habitualmente no lo usan (sólo un 12,4%). "Un dato destacable es que las españolas son las que menos usan el condón con los clientes. El motivo puede ser la edad de estas profesionales. El cliente podría ser más estable y depositan más confianza. Además, si hay entre las TS alguna

usuaria de drogas inyectadas son las españolas (9,3%), y este hecho puede hacer que accedan a tener relaciones sin protección", subraya Folch.

Los resultados del estudio, publicado recientemente en la revista Sexually Transmitted Diseases, muestran que la prevalencia de infección por VIH es del 1,8%, la de Chlamydia trachomatis un 5,5% y la de Neisseria gonorrhoeae un 0,5%. Sólo se observaron diferencias en la prevalencia de infección por el VIH en las TS españolas, significativamente mayor (un 9,3%). Asimismo, un 49,7% de las entrevistadas declaró alguna rotura del preservativo durante los últimos seis meses.

Aún así, los investigadores se muestran cautos con las cifras obtenidas. Parece que la prevalencia de las ETS son más bajas en Cataluña que en el resto de Europa, pero es difícil generalizar. "Nuestros estudios son cuantitativos y tienen sus limitaciones, así que no se puede extrapolar, pero sí ver tendencias", apunta Folch.

Garantizar la asistencia pública sanitaria

La investigación confirma que las TS que trabajan en Cataluña tienen, según su procedencia, "peculiaridades sociales y culturales muy definidas. "Es necesario prestar especial atención al colectivo de TS españolas que, a pesar de ser minoritario, muestra la mayor prevalencia de VIH y de consumo de drogas, así como el menor nivel de prevención en las relaciones sexuales comerciales", sostienen los investigadores.

Según el estudio, un punto clave para la prevención y el control del VIH/ITS sería facilitar el acceso a los centros de salud, así como diagnosticar y tratar las ETS como medida preventiva de la transmisión del VIH. "Se trata de conocer qué tipo de conductas y qué prevalencia hay de estas infecciones para poder diseñar estrategias de prevención que sean adecuadas", concluye la autora del estudio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento