Cómo detectar un 'deepfake' y protegerte de ellos

El rostro de Donald Trump en la cara de la pequeña Lily en un vídeo 'deepfake'.
El rostro de Donald Trump en la cara de la pequeña Lily en un vídeo 'deepfake'.
JIMMY KIMMEL SHOW

Los deepfake son vídeos en los que se reemplaza la cara de una persona por la de otra, así como la voz o el escenario donde se encuentra. Este procedimiento se lleva a cabo mediante una técnica de inteligencia artificial y, aunque mucha gente crea estos vídeos como simple entretenimiento, en ocasiones pueden llevar a problemas judiciales, políticos o sociales.

Así, son muchos los rostros famosos, como políticos o actrices, que han tenido problemas por la difusión a través de internet de vídeos en los que salen haciendo o diciendo cosas que, realmente, nunca han hecho o dicho. 

Esta inteligencia artificial va mejorando con el tiempo y, cada vez, se convierte en algo más indetectable. Las personas especialistas en este tipo de tecnología pueden identificar un deepfake de forma sencilla, pero es muy normal que un usuario común de internet vea deepfakes en la red y no se dé cuenta de que es falso. 

¿Cómo se identifica un 'deepfake'?

Para que puedan identificarlo las personas que no son expertas en este tipo de tecnología artificial, desde IEBSchool da una serie de pautas, para lo que hay que fijarse en estos detalles:

  1. El parpadeo: las personas solemos parpadear una vez cada 2-8 segundos y cada uno de los parpadeos dura entre 1 y 4 décimas por segundo. En este tipo de vídeos falsos, la persona suele parpadear mucho menos que una persona real. 
  2. Cara, cuello y cuerpo: la mayoría de los 'deepfakes' solo cambian el rostro de la persona, por lo que los cambios en el cuerpo solo pueden cambiarse con gran esfuerzo. Por ello, el cuerpo de la persona a la que se reemplaza el rostro no suele coincidir en postura con la expresión facial. De igual modo, los tatuajes, los músculos o un color diferente de piel pueden indicar que es un vídeo falsificado. 
  3. Clips cortos: la mayoría de vídeos falsos suelen ser muy cortos de contenido, tan solo unos segundos. No hay razón para que el contenido de la grabación sea tan breve, algo que también indica que se trata de un 'deepfake'.
  4. Fuente de la grabación: es importante encontrar la persona que compartió por primera vez el vídeo falso. El contexto es importante para saber si es un vídeo real o no. 
  5. Sonido para grabación: si el sonido no está presente o no coincide con la imagen, se trata de una falsificación.
  6. Los detalles: es útil dejar que se reproduzca a la mitad de la velocidad, ya que así es más fácil ver los detalles o cambios repentinos en la imagen.
  7. Interior de la boca: este detalle también indica la falsificación del vídeo. Por ejemplo, un cierto desenfoque en el interior de la boca es otra señal de que podría ser una imagen falsa.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento