Silicon Valley
Vista de San Jose, considerada la capital de Silicon Valley. ARCHIVO

Miles de empleados del sector tecnológico en EE UU han perdido su trabajo en los últimos meses pero, mientras unos se lamentan, otros se están agrupando para aprovechar al máximo las oportunidades que brinda la recesión.

Tras ser despedido en diciembre de una consultora con sede en Cambridge, Massachusetts, Chris Hutchins decidió fundar la organización LaidOffCamp para agrupar a desempleados recientes, generalmente del sector tecnológico, y ayudarles a encontrar trabajo... o a crear su propio empleo.

La realidad es que no va a haber empleos para todos

Desde el pasado agosto, unas 223.000 personas con empleos relacionados con la tecnología han perdido su trabajo en EE UU, según datos de la revista Wired. Unas quinientas de ellas asistieron esta semana a la primera conferencia de LaidOffCamp en San Francisco, un evento gratuito -aunque se aceptaban donativos- en el que las últimas víctimas de la crisis buscaron soluciones en tiempos de recesión.

"Me di cuenta de que, hasta ahora, las únicas opciones eran conferencias caras y no había muchas más oportunidades para aquellos que han perdido su trabajo de reunirse, encontrar nuevas formas de sortear la crisis o establecer contactos", dijo Hutchins.

La idea no es sólo apoyar en la búsqueda de empleo, sino convencer a los desempleados de que su situación actual les da la oportunidad de dedicarse a proyectos para los que hasta ahora no habían tenido tiempo o, incluso, fundar una nueva compañía.

"Tradicionalmente, la gente piensa que cuando pierde su trabajo tiene que buscar inmediatamente otro", señaló Hutchins. "Pero la realidad es que no va a haber empleos para todos". "Uno tiene que pensar: ¿qué otra cosa podría estar yo haciendo?", añadió. Incluso si se trata de una actividad que no da dinero -como escribir un blog- este joven opina que puede abrir puertas para el futuro y ayudar al desempleado a "maximizar su marca personal".

Entre los seminarios ofrecidos en el evento de LaidOffCamp abundaban los dedicados a la reorientación laboral. Algunos de los más concurridos daban consejos básicos a los que quieren empezar un negocio, o versaban sobre redes de contactos profesionales y las herramientas que necesitan los trabajadores autónomos.

Vivir con lo mínimo

En una ciudad donde el alquiler de un apartamento de un dormitorio supera generalmente los 1.500 dólares, los seminarios sobre cómo ahorrar y sobrevivir si se está parado también fueron enormemente populares.

Puedes vivir una vida plena y excitante gastando poco

Uno de los más solicitados fue el de Nate McGee, que perdió su empleo el pasado septiembre y decidió llenar sus días escribiendo un blog sobre cómo apañárselas para vivir con lo mínimo. Su objetivo, explica él mismo en su blog, es "explorar formas económicas para simplificar la vida, disfrutar de la familia y darse cuenta de lo que importa realmente".

Entre los consejos que McGee dio a los asistentes de LaidOffCamp están aprovechar al máximo los recursos de la comunidad como bibliotecas públicas, aprender a cocinar para evitar salidas al restaurante y usar servicios de Internet como Mint.com para controlar los hábitos de gasto.

"Puedes vivir una vida plena y excitante gastando poco", asegura McGee, que se ha convertido en un asiduo de las tiendas de segunda mano y propone, por ejemplo, organizar fiestas en las que amigos intercambien ropa usada como forma de renovar el vestuario.