Un nueva tipo de tatuajes tiene a los legisladores de Oklahoma (EE UU) trabajando para conseguir su prohibición.

Son los tatuajes en los ojos, algo que, según estos legisladores, pone en serio riesgo la salud de quien se lo hace.

Tatuarse, pese a ser una forma de expresión arte corporal durante siglos, fue considerado legal en Oklahoma sólo hace un par de años y tal ha sido el éxito que mucha gente quiere tatuarse cualquier parte de su cuerpo, incluyendo el ojo.

El senador republicano Cliff Branan ha considerado acertado el intento de prohibición ya que "la gente siempre quiere experimentar algo más, y esto sucede también cuando se tatúan".

Los doctores también advierten, tal y como leerse en Ksvitv, del serio riesgo de tatuarse las ‘zonas blancas' del ojo. Existe un alto grado de posibilidades de quedar ciego.

Del otro lado está Jason King, propietario del Atomic Lotus Tattoo, también Oklahoma, que asegura que "se trata de gente que se aburre; seguramente en EE UU pueden contarse con los dedos de una mano las personas que se tatúan el ojo".