Fumar y no hacer deporte puede acortar la esperanza de vida hasta 14 años

  • Hay un 17% menos de infartos tras las leyes antitabaco.
  • Cada 10% que sube el precio de tabaco, baja un 4% su consumo.
  • Financiar los tratamientos para dejar de fumar reduce el consumo.
60.000 fumadores mueren cada año en España por causa directa del tabaquismo (EFE).
60.000 fumadores mueren cada año en España por causa directa del tabaquismo (EFE).

Fumar tabaco, beber alcohol, no comer fruta ni verdura y tener una vida sedentaria puede acortar la esperanza de vida hasta 14 años respecto a una persona sin estos "malos hábitos", según los resultados de un estudio elaborado por la Universidad de Cambridge, Reino Unido.

El tabaco es la causa directa de 50.000 muertes cada año en España y es considerado un factor de riesgo cardiovascular "clave" debido a su "elevado impacto en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares", según la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

"El tabaquismo supone la causa prevenible de mayor mortalidad en el mundo y es uno de los cinco principales factores de riesgo cardiovascular, junto a la obesidad, la hipercolesterolemia, la diabetes y la hipertensión", asegura el secretario de la SEC, Esteban López de Sá.

Otras investigaciones han demostrado asimismo una disminución de un 17% en la incidencia del infarto agudo de miocardio entre la población tras la entrada en vigor de leyes antitabaco. En este sentido, un estudio británico afirma que las acciones que la Administración pone en marcha en cada país son "determinantes" a la hora de lograr una disminución del consumo de tabaco.

En el caso de España, la Ley de Medidas Sanitarias frente al Tabaquismo instaurada hace tres años "sí tiene algún efecto, aunque no todos los deseados", señaló el doctor López de Sá. "España no cuenta con una ley especialmente restrictiva, pero lo realmente triste es que no se hace cumplir", apuntó.

España no cuenta con una ley especialmente restrictiva, pero lo realmente triste es que no se hace cumplir

Otra de las medidas políticas más efectivas es la subida del precio del tabaco, de hecho, varios estudios demuestran que por cada 10% que sube el precio de tabaco, baja un 4% su consumo, y hasta un 8% si se trata de países de "bajo nivel adquisitivo".

Asimismo, prohibir la publicidad que fomenta el consumo de tabaco y promover que la Administración financie los tratamientos para dejar de fumar son también medidas que logran reducir el consumo de tabaco en la población.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento