Nueva Orleans busca a sus desaparecidos por Internet

Cuando "Fats" Domino parecía una víctima más del huracán "Katrina", su sobrina, como muchos otros de los afectados por la devastación recurrió a un tablero de anuncios virtuales en Internet que mantiene viva la esperanza de muchos.

Para miles de damnificados, es la única tabla de salvación disponible después de haber perdido sus hogares o los de sus familias, de verse desplazados de sus ciudades, sin agua ni comida y sin ningún tipo de comunicación para decir "estoy vivo" o "te estoy buscando".

Por eso recurren a estas cadenas humanas unidas por la red de Internet, donde se busca o se encuentra y, sobre todo, se pasa la voz. Eso hizo Checquoline Davis, sobrina del mítico músico de blues y rock, quien después de tres días sin saber nada de su tío puso un mensaje en http://www.craigslist.com para saber de su paradero. Allí explicó que Domino estaba en su casa de Nueva Orleans cuando llegó la tormenta pero que "nunca salió" del segundo piso.

Dada la fama del músico, su grito de alerta corrió como la espuma y desde Londres o la India los medios de comunicación se hicieron eco de la posible desaparición de un nombre famoso en medio de una masa anónima de víctimas, por lo general pobres y negros, de la que aún no se sabe el número exacto de muertos.

Domino ha sido localizado, según confirmó su hija Karen, que lo vio en una foto mientras era rescatado. Pero miles de mensajes desesperados siguen surcando Internet de un modo menos público pero igual de efectivo.

Si después de los atentados del 11 de septiembre del 2001 Nueva York se vio forrado de carteles, fotos o plegarias en cada esquina preguntando a cualquiera que pasara si había visto a la persona buscada, en esta ocasión el papel ha dejado paso al tablero virtual. Desde http://www.findkatrina.com te mira esperando ser reconocido el rostro de Matthew Cardinale aún vestido con su toga de graduación. "Le busca: su madre", añade el mismo mensaje.

Pocas líneas más abajo, Patricia Ann corre la misma suerte en este largo listado alfabético de desaparecidos. La busca su hijo.

Ninguno de estos mensajes tiene respuesta, al menos por ahora, al menos en Internet. Otra de estas direcciones, http://www.katrina.com, ha recibido del orden de 350.000 visitas de gente que se busca, que ha sido encontrada o simplemente que quiere pasar la voz y echar una mano.

Esta era la página personal de Katrina Blankeship y lo volverá a ser una vez acabe esta tragedia, pero por ahora la casualidad de tener el mismo nombre que el huracán la ha convertido en una de las páginas más consultadas para ofrecer información de los afectados.

Los medios de comunicación también se han unido en esta larga cadena para intentar atar cabos, para tranquilizar a los que deben de saber que los suyos están bien o dar ánimos a los que hay que mantener en la esperanza. La cadena de televisión CNN  tiene una larga página con los nombres de aquellos que saben que están vivos.

Algunos de aquellos con las historias más conmovedoras, el niño salvado de las aguas, el familiar de alguno de sus empleados, hasta sale en antena como si del rescate de Antoine "Fats" Domino se tratara. El resto, al menos tiene su nombre en Internet, normalmente acompañado de un número de teléfono para que alguien, quien sea, pueda llamar a sus familiares mientras él o ella no puede hacerlo.

Lo mismo ha hecho la filial de la cadena CBS en Luisiana, WWLTV. Desde allí, el sobrino de Tom y Mary Lacaze ha sabido por un vecino que sus tíos fueron cabezotas y se quedaron en la zona pese a las advertencias, pero a pesar de su cabezonería, están vivos.

Paul Garaci aún busca respuesta. "Estoy bien pero solo", tranquiliza a esos mismos familiares y amigos que aún está buscando.

Caridad Proctor también está bien. De hecho, está en Virginia, lejos de la devastación del huracán, pero su oferta sigue en pie. "Puedo llamar a su familia de manera gratuita y en español. Estoy aprendiendo el idioma pero quiero ayudar. Como sea". Su oferta se hace en perfecto castellano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento