Científicos estadounidenses anunciaron este sábado que han descubierto una nueva terapia que neutraliza el rechazo de un órgano en los pacientes de trasplantes. Un informe de investigadores de la Universidad de Cincinnati que publica la revista Transplantation indicó que ese nuevo método centra su ataque en las células plasmáticas que producen los anticuerpos causantes del rechazo.

Esperamos que sea terapéuticamente viable

Los científicos indicaron que su descubrimiento se basa en el uso del medicamento bortezomib, que ha demostrado su eficiencia en los trasplantes de riñones y en los que ha logrado revertir el rechazo después de que no hubiera reacción mediante terapias convencionales.

Hasta ahora el bortezomib se empleaba casi exclusivamente en el tratamiento del mieloma múltiple, un cáncer de las células plasmáticas. Los investigadores administraron el medicamento a seis receptores de riñones que habían mostrado un fuerte rechazo del órgano, y evaluaron y registraron sus reacciones al nuevo tratamiento.

Resistente al tratamiento

En cada caso, el tratamiento proporcionó una neutralización básica del rechazo, prolongó la reducción en los niveles de anticuerpos y mejoró la función orgánica durante al menos cinco meses. Jason Every, oncólogo y coautor del estudio, señaló que el efecto tóxico vinculado a la medicina era predecible y controlable y de menor nivel comparable al de otros agentes anticancerígenos.

"Nos complace confirmar que su toxicidad es similar en receptores que muestran un rechazo orgánico resistente al tratamiento. Esperamos que sea terapéuticamente viable", agregó.

El científico señaló que con el bortezomib la medicina cuenta ahora con un nuevo agente inmunosupresor que, por primera vez, apunta hacia las células plasmáticas con una eficacia similar a las que atacan a las medicinas que buscan neutralizar las células de inmunización.