Cupido trabaja en vacaciones

Eugenia Martínez de Irujo y Gonzalo Miró, Paulina Rubio y Colate... son algunas de las parejas que han vivido su amor en verano.
Jenniffer Aniston sonríe ante su nueva vida.
Jenniffer Aniston sonríe ante su nueva vida.
Foto
Llover no habrá llovido este verano, pero los romances sorprendentes han florecido como hongos. El más sonado ha sido el de Eugenia Martínez de Irujo y Gonzalo Miró, el hijo de la recordada Pilar Miró.

La hija de la duquesa de Alba, tan poco dada a airear su vida privada, ha exhibido con orgullo a su apuesta por España y por el extranjero. Él ya ha entrado en palacio. Si los Reyes, tan amigos de la fallecida Pilar Miró, fueron a cenar a casa del joven para conocer a Natalia Verbeke, qué no harán en el caso de la menor de los Alba. Cayetana ha empezado a perder las escasas energías que le quedaban para susurrar que Fran y su hija «siguen siendo marido y mujer». Colate Vallejo-Nájera, ex de Eugenia, ha dado también el campanazo con Paulina Rubio. Parece que a la cantante mexicana, ex de Ricardito Bofill, le van las emociones fuertes.

Otro romance que ha dado que hablar es el redescubrimiento que ha hecho de su mujer y madre de sus hijos el hermano de Eugenia Cayetano. La pareja se casará el 15 de octubre, en el palacio de Dueñas. Y Mar Flores, que se sepa, no está invitada.

Al otro lado del charco, la sufrida Jennifer Aniston, que llegó a declarar lo abandonada que se sentía cuando Brad Pitt la dejó por Angelina Jolie, ha tardado poco en recobrar el entusiasmo junto con Vincent Vaughn. Hay fotos de ambos en actitud casi tan tierna como la de Helena Tablada y David Bisbal en Miami, publicadas por la revista Sorpresa. Y eso que aún quedan veinte días para que llegue el otoño...

Mostrar comentarios

Códigos Descuento