Los problemas –caídas automáticas a los pocos minutos de iniciarse la conexión, lentitud– comenzaron en la tarde del lunes y continuaron el martes. En la tarde de ayer, según informó Microsoft, aún había usuarios afectados.


La compañía descartó que un virus pudiera haber sido el causante de la caída del servicio. El pasado 23 de enero el sistema también sufrió problemas durante varias horas.


«Los niveles de seguridad impiden que se caiga el servicio a todos los usuarios al mismo tiempo», señalaron ayer fuentes de Microsoft a 20 minutos.


La labor de mantenimiento obedecía a actualizaciones de software «para mejorar la seguridad».

15 sanciones por enviar correo basura

La Agencia de Protección de Datos ha iniciado 15 procedimientos sancionadores contra compañías españolas que envían correos electrónicos comerciales no solicitados (los spam, o correos basura), que podrían convertirse en las primeras sanciones impuestas por un órgano oficial español por esta causa.