Un paseo por los mejores mercadillos navideños de Europa

  • Una selección de los más interesantes en Europa.
  • La Fira de Santa Llucía de Barcelona se celebra hace más de 200 años.
  • En Lieja (Bélgica) se monta un auténtico pueblo navideño.
Mercadillo de Nuremberg, Alemania.
Mercadillo de Nuremberg, Alemania.

Las ciudades europeas reciben la Navidad con luces, compras, música y actividades de ocio en la calle. Una de las propuestas para disfrutar con la familia son los mercadillos navideños. Cada ciudad e incluso cada pueblo tiene su propia manera de hacerlos, transmitiendo todos ellos el encanto y el espíritu de estas fiestas.

La compañía turística Rumbo nos ayuda a hacer una selección de los más interesantes, entre los que destaca la Fira de Santa Llucia en Barcelona, el de la Grand-Place de Bélgica, el de la Plaza Mayor de Madrid, el mercado de Navidad de Lieja en Bruselas, el de Gotemberg en Suecia o el de Manchester.

  • En Barcelona, la Fira de Santa Llucia lleva celebrándose más de 200 años a los pies de la Catedral y es el mercado de Navidad por excelencia. En sus puestos se encuentra desde árboles de Navidad hasta objetos artesanales, pero las figuritas del "caganer" y "caga tió" son los objetos imprescindible que hay que comprar y colocar en el nacimiento .
  • La Plaza Mayor de Madrid acoge hasta el 7 de enero más de 100 puestos y varios puntos de venta de abetos. Es costumbre acudir a este mercadillo a comprar la figurita que se perdió del belén, artículos de broma para celebrar el día de los Santos Inocentes, o la peluca de espumillón para festejar la Noche Vieja.
  • En Bruselas, se encuentra el mayor de Bélgica con más de 240 casetas con artesanos locales e internacionales que ocupa la zona de la Bolsa, la Plaza Saint- Catherine, la Grand-Place y el Marché aux Poissons. Un paseo por este mercadillo muestra a la vez los principales monumentos turístico de la ciudad. Entre las especialidades belgas que se pueden degustar desatacan los "caricoles" (bígaros cocidos en un caldo muy especiado) o los "croustillons" (buñuelos).
  • También en Bélgica está el mercado de Lieja, un auténtico "pueblo navideño" fiel a la tradición germánica con más de 190 pequeños chalets, iluminados y decorados para la ocasión, en pleno corazón de la ciudad. En él se puede disfrutar de la mejor artesanía belga.
  • El mercadillo navideño más grande de Suecia está dentro del Liseberg, el parque de atracciones más grande del país, en la ciudad de Göteborg. Se puede visitar desde mediados de noviembre y permite disfrutar a la vez de la emoción del parque temático y la afición a las compras.
  • Al norte de Italia, Turín se viste de luces y guirnaldas para dar la bienvenida a la Navidad. En la histórica zona de Borgo Dora, bajo las elegantes Luci d'Artisti, a partir de mediados de noviembre se puede pasear por este mercado y disfrutar de los pesebres vivientes.
  • Manchester cuenta con varios mercadillos navideños, y todos diferentes, lo que los hacen especialmente interesantes. Algunos están especializados: europeo, alemán… Todos ellos están entre los mejores del Reino Unido y Europa. Uno de los más visitados es el que se ubica en la plaza del Ayuntamiento donde se puede adquirir artesanía típica y dulces de todos los rincones de Europa.
  • El mercadillo de Nuremberg es el más famoso de todos los que tienen lugar en Alemania. Y el más antiguo, ya que tiene una tradición de casi cuatro siglos. Se inaugura el viernes anterior al primer domingo de Adviento, y tiene la peculiaridad de que en sus 180 puestos sólo hay artículos tradicionales.
  • La ciudad de Ljubljana es una pintoresca combinación de obras maestras medievales, barrocas y Art Noveau, y su mercado navideño es especialmente festivo, con magníficas vistas a la ciudad y a su castillo medieval, espléndidamente iluminados para la ocasión.

Además, ciudades como Budapest, Colonia, Copenhague, Estrasburgo, Innsbruck, Lisboa, Londres y Rotterdam tienen mercadillos muy interesantes. Difícil elección…

Mostrar comentarios

Códigos Descuento